NFT ¿Arte digital en el mundo de las criptomonedas? ¿Inversión? ¿Burbuja?  

NFT

¿Te gustaría ser propietario digital de algún objeto de colección o, al contrario, ser autor de algo que solo pueda ser producido en el mundo digital y expuesto en internet? ¿Te has planteado ser un criptoartista? ¿Conoces el mundo de los token, también denominados NFT? ¿Qué son y por qué han crecido tanto en tan poco tiempo?

Desde Finanzas para Mortales te ayudamos a introducirte en ese mundo que tanto apasiona a los nativos digitales, sobre todo los más jóvenes.

No son fáciles de entender, y algunos hablan de burbuja, así que, como siempre desde FxM, recomendamos que entendáis bien lo que son, os asesoréis y así tomaréis vuestras decisiones con información.

¿Qué son los NFT?

Los NFT o tokens no fungibles (Non Fungible Token) son representaciones de activos, tanto digitales como físicos, en la red blockchain. Usan la misma tecnología que las criptomonedas, pero al contrario que estas, no se pueden dividir ni intercambiar entre sí, pero se pueden comprar y vender.

El NFT ejerce de unidad de valor en criptomonedas de un activo digital almacenado en una cadena de blockchain. Dicho de otra manera, es una especie de certificado de autenticidad que permite identificar la propiedad de un activo virtual o físico, pero cuya autentificación está registrada a través de la metodología blockchain. Son activos no fungibles, únicos, exclusivos y de fácil verificación.

Cualquiera de nosotros podemos “tokenizar” nuestro trabajo para venderlo como NFT, que queda archivado en un registro imposible de falsificar porque está almacenado en innumerables ordenadores alrededor del mundo, conectados a través de cadenas de bloques. Lo difícil será que alguien nos lo compre y que se mantenga el valor en el tiempo.

¿Por qué han crecido tanto en tan poco tiempo?

Los NFT surgieron hace años en Ethereum, una plataforma digital basada en tecnología bolckchain, pero su auge es muy reciente. El concepto sobre el que subyace es similar al interés del inversor en obras de arte y/o otros artículos de coleccionismo, como: (sellos, fotos, cartas, etc…), que a lo largo de la historia se han transmitido a través del mundo de las subastas, y donde tan importante es la forma de autentificar las piezas que se transmiten.

En el mundo digital, el NFT ejerce de “vale” digital, pero difícilmente falsificable por la tecnología que utiliza. Eso permite demostrar la propiedad de activos digitales y, por tanto, generar un mercado vía internet, en el que se puede negociar cualquier activo. 

La fiebre por los NFT ha explotado en 2021, año en el que se han batido todos los récords de precios por la venta de estas obras digitales en un mercado global de NFT en criptomonedas que llegó a mover casi 27.000 millones de dólares, según datos publicados por Chainanalysis.

Parece difícil entender que la creación digital de Mike Winkelmaan, más conocido como Beeple, “Everydays- The First 5000 days” fuese vendida por 69 millones de dólares en marzo de 2021, y lo hiciese en la prestigiosa casa de subastas mundialmente conocida, Christie’s.

Gucci, Hermés y otras marcas conocidas se han introducido en el mercado de NFT. También la NBA tiene NBA Top Shot, una forma de vender coleccionables digitales en forma de tarjetas que se coleccionan con momento icónicos del baloncesto.

¿Puede tener valor un tweet?

Todo es posible en el mundo de los NTS, incluso los tweets tienen valor, con el cofundador de Twitter, Jack Dorsey, vendiendo el primer tweet por casi tres millones de dólares.

La parte peligrosa de los NFT

Representan la última manera de fomentar un mercado que parece hincharse como una burbuja, con los peligros inherentes a las burbujas en el ámbito económico y financiero. Hacer crecer el valor de algo cuyo valor subyacente es cuando menos discutible. La volatilidad de estos activos, su riesgo asociado, es tan alto, que lo que hoy vale cantidades astronómicas, mañana podría acercar su valor a cero.

Los escépticos de este mundo añaden a sus preocupaciones sobre este estallido de los NFT, el impacto medioambiental de mantener la tecnología del Blockchain, sostenido por centenares de miles de ordenadores en todo el mundo. Los NFT usan una gran cantidad de energía para su creación, con las consecuencias que ello puede generar sobre la huella de carbono, y la necesidad y compromiso de proteger el medioambiente de acuerdo con los Objetivos de Desarrollo Sostenible.

Metaverso, un espacio interactivo más allá de internet y recorrido futuro para los NFT

La palabra “metaverso” es un acrónimo compuesto por “meta”, de origen griego que significa “más allá” y de “verso”, que hace referencia a “universo”. Así, hablamos de un universo que está más allá de lo que conocemos actualmente. Hace referencia un nuevo ecosistema virtual y tridimensional en el que los usuarios pueden interactuar entre ellos, trabajar, jugar, estudiar, etc.

Probablemente es una de las palabras más utilizadas últimamente en el mundo digital, sobre todo desde que Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, ha introducido el proyecto Meta como un concepto de espacio virtual (un metaverso) para que haya interacción entre su conglomerado de empresas de nuevas tecnologías (Instagram, WhatsApp, Messenger, etc…).

Si bien podremos acceder al metaverso desde cualquier dispositivo y en cualquier momento y lugar, el metaverso va más allá de la pantalla, por lo que la interacción será similar a la de estar dentro de un videojuego o una película interactiva, permitiendo la relación con otros participantes. Las gafas de realidad virtual y realidad aumentada permitirán hacer la experiencia aún más real.

¿Qué pasará en 10 años?

Aún en fase de desarrollo, los conocedores de estas tendencias, apuestan a que en aproximadamente 10 o 15 años, internet dará un paso más allá, y la inteligencia artificial generará un metaverso donde podremos trabajar, divertirnos o comprar, participando de una experiencia prácticamente similar a la realidad de ir a una tienda, el cine o un concierto.

Es pues, un espacio donde los NFT y otros activos digitales podrían desarrollarse en toda su magnitud en muchos ámbitos, pero, por ejemplo, con gran potencial en el mundo de lo que hoy llamamos videojuegos.

Corporaciones que ya apuestan por el metaverso

Grandes corporaciones como Nike apuestan por la venta de playeras de deporte en el metaverso, y en diciembre de 2021 ha adquirido RTFKT, una de las compañías más relevantes a la hora de crear productos digitales para el metaverso, el desarrollo de NTF, auntentificación de blockchain y productos en realidad aumentada. Adidas, L’0real, Gucci, Dolce Gabbana, Ralph Lauren…, nadie quiere perderse ese posible potencial.

Seamos expertos o no en el tema, su importancia actual para los mortales parece que se concreta al ver cómo alguna de nuestras importantes multinacionales y líderes mundiales en el mercado del consumo, se ha introducido también en esta cuestión. Es el caso Zara (Inditex) y Zepeto, el metaverso elegido para lanzar su primera colección de prendas virtuales.

Los NFT tienen límites

Es un hecho innegable la popularidad de los NTF y de todo el universo/metaverso de los activos digitales, como son las criptomonedas o la realidad virtual. Es también entendible que los más jóvenes se encuentren cómodos en este mundo virtual en el que han nacido y que ellos mismos están desarrollando. Probablemente no es cuestionable la prosperidad financiera que está generando y las fronteras que ha destruido en la generación de valor.

Pero también es cierto, que ese aumento de la popularidad, da mucho juego para oportunistas que quieran desarrollar posibles usos con fines fraudulentos. Crece el temor entre reguladores e inversores de que el fenómeno “cripto” se convierta en un refugio para la ciberdelincuencia.

El blanqueo de capitales y las estafas son también caminos desviados de la legalidad que deben ser atajados, si es posible por la regulación (muy difícil en tiempo y plazo), pero también son alertas para los inversores, que desconfían de este tipo de inversiones. ¿Cuáles son los límites de los derechos de propiedad? ¿Cómo acotar la legislación al respecto? ¿Vale todo en el mundo digital?

¿Conocemos los riesgos? ¿Camino para actividades fraudulentas?

Desde la perspectiva del inversor debemos asegurarnos, al introducirnos en estos grandes marketplaces, que, por lo menos, entendemos qué estamos comprando y vendiendo. Elementos básicos como cuidar la privacidad de la información, operar en plataformas conocidas, verificar los historiales de las licitaciones, incluso no dejar llevarse de influencers o simuladores de influencers más o menos conocidos, son pequeños pasos que cuidamos en el resto de nuestras operaciones financieras… y aquí no puede ser menos. Las estafas con criptomonedas no son nada nuevo, por lo que en NTF el camino puede ser muy similar.

El mercado de NTF no existía ni siquiera hace un par de años, por lo que requiere todo un proceso de maduración y consolidación por delante. Ni siquiera tienen una clasificación financiera definitiva, por lo que estar alerta de su evolución en materia normativa, de mercado, es también una forma de no perder el interés para quienes se sienten atraídos.

La educación financiera también es necesaria para informar al público y a los reguladores sobre los riesgos que esta actividad conlleva.

Es esta una preocupación que afecta también a las principales empresas de criptoactivos, plataformas legales que son conscientes del avance del cripto fraude y están invirtiendo grandes cantidades de dinero para demostrar la integridad de su negocio, y con ello atraer a los inversores más desconfiados. Cliente seguro y contento, es garantía de mejora del mercado.

¿Qué dicen las Autoridades Españolas al respecto?

La enorme volatilidad de numerosas criptomonedas, entre ellas Bitcoin y Ether, y el aumento significativo de la publicidad, agresiva en ocasiones para atraer inversores, ha provocado sucesivas advertencias por parte de los organismos regulatorios en España desde hace varios años.

La última se ha realizado en febrero de 2021 a través de un comunicado conjunto entre la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) y el Banco de España y se centra en la advertencia a los inversores del riesgo de las criptomonedas como inversión.

Exponen que los criptoactivos, incluyendo las criptomonedas y la tecnología que les da soporte, pueden ser elementos que dinamicen y modernicen el sistema financiero en los próximos años, pero el inversor debe tener muy presentes algunos aspectos si realmente quiere valorar su validez como alternativa de inversión o su uso como medio de pago:

Así, en primer lugar, destacan que son instrumentos complejos, seguramente no adecuados para pequeños inversores y cuyo precio conlleva un alto componente especulativo que puede acarrear en el extremo, la pérdida total de la inversión.

Desde el punto de vista legal, los inversores deberían conocer que:

  • Las criptomonedas NO tienen la consideración de medio de pago
  • Las criptomonedas NO cuentan con el respaldo de un banco central u otras autoridades públicas y
  • Las criptomonedas NO están cubiertas por mecanismos de protección al inversor como el Fondo de Garantía de Depósitos o el Fondo de Garantía de Inversores.

¿Has oído hablar de MiCA, la regulación Europea sobre criptoactivos?

Entre las advertencias del ámbito regulatorio se destaca que no existe todavía en la Unión Europea un marco que regule los criptoactivos, que proporcione garantía y protección similares a las aplicables a los productos financieros.

Actualmente se está negociando a nivel europeo un Reglamento (conocido como MiCA) que tiene por objetivo establecer un marco normativo para la emisión de criptoactivos y los proveedores de servicios sobre estos, precisamente el 14 de marzo se ha dado un paso importante en la redacción de dicha normativa.

Lo objetivos que tiene MiCA

  • Establecer una serie de requisitos de transparencia e información para autorizar la emisión de un criptoactivo en concreto, y para el funcionamiento, organización y gobernanza de los proveedores de servicios de criptoactivos.
  • Definir normas que aseguren la protección de los consumidores y eviten situaciones de abuso en el mercado (por ejemplo, esto ayudaría a disipar dudas respecto a la seguridad de los NFT).
  • Regular las ofertas públicas de criptoactivos (que no sean tokens referenciados a activos o tokens de dinero electrónico) y la forma en que se comunican.
  • Establecer un procedimiento regulado para la autorización de emisores de criptoactivos referenciados a activos y de dinero electrónico.
  • Establecer una regulación para la autorización y condiciones de funcionamiento de los proveedores de servicios de criptoactivos, es decir, normas y procedimientos de garanticen la seguridad de los criptoactivos de los que son responsables.

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox