AD VALOREM

El término latino ad valorem significa «según valor» y se utiliza comúnmente para referirse a aquellos impuestos que se calculan como un porcentaje del valor de un bien.

Los impuestos ad valorem se pueden aplicar sobre la propiedad de un bien mueble o inmueble, o en una transacción, siendo un ejemplo representativo el IVA. También son usuales los aranceles ad valorem, en los que se paga un porcentaje del valor de la mercancía importada.