COSTE INDIRECTO

Es aquel coste que no puede ser asociado a una etapa precisa del proceso de producción de un bien o servicio. Está asociado a varios objetivos del proceso de producción por lo que es necesario establecer una base o criterio de reparto para realizar su imputación.

Ejemplo:

En una empresa el consumo eléctrico se debe tanto a la fabricación de refrescos como a la de chicles. Para poder distribuir este coste entre dichos productos habrá que establecer criterios de reparto (horas de funcionamiento de cada línea de producción). El alquiler de la nave industrial (en la que se elaboran ambos productos habrá que establecer algún criterio de reparto (porcentaje de superficie de la nave dedicada a cada actividad).