ENTIDAD FINANCIERA

Una entidad financiera es una institución que realiza operaciones de intermediación financiera (concesión de préstamos y créditos, negociación de efectivos comerciales, inversión de capitales, aseguramiento, etc.). Las principales figuras financieras son los bancos de intermediación, de inversión, o que cumplen ambas funciones, las cajas de ahorros, compañías de seguros, etc.

Los servicios de intermediación ofrecidos por las entidades financieras se basan principalmente en la captación de fondos (operaciones pasivas) y la posterior colocación de dichos fondos (operaciones activas), obteniéndose un beneficio por el spread o margen (diferencia entre el tipo de interés al que pide y presta dinero).

Con la actual crisis financiera, los márgenes por servicios interbancarios han aumentado considerablemente (riesgo de crédito), lo que ha limitado el uso de estos servicios prácticamente a operaciones Overnight. Por otro lado, las entidades financieras también obtienen beneficios por las comisiones en otros servicios (operaciones neutras).

Las principales comisiones gravan los medios de pago ofrecidos por las entidades financieras (tarjetas, cheques, transferencias, adeudo por domiciliación, etc.).

Los principales tipos de entidades financieras se distinguen en los siguientes:

  1. Bancos: es una entidad financiera privada de gran tamaño, que generalmente cotiza en bolsa.
  2. Caja de ahorros: también es de carácter privado, pero está gestionada por organismos públicos, estando obligada a destinar una parte de sus dividendos a fines sociales.
  3. Cooperativa de crédito: es una entidad financiera con el objetivo social de servir a las necesidades de los socios cooperativistas, los cuales son los propietarios de la misma.
  4. Establecimiento financiero de crédito: este tipo de entidad financiera se dedica a conceder préstamo personales e hipotecas.
  5. Entidad aseguradora: entidad financiera que se encarga de soportar los riesgos a que están sometidos los particulares.

Existe una infinidad de instrumentos financieros empleados por las entidades financieras, siendo los más comunes los siguientes:

  1. Préstamo: entregar al cliente una cantidad de dinero, que deberá ser devuelto junto con los intereses devengados, después de un plazo determinado.
  2. Crédito: poner a disposición del cliente fondos hasta un límite y plazo determinado, percibiéndose periódicamente los intereses sobre las cantidades dispuestas.
  3. Descuento: abonar el importe de un título de crédito no vencido (generalmente letras de cambio) tras descontar las comisiones e intereses derivados del tiempo entre el anticipo y el vencimiento del crédito.
  4. Garantía o re-afianzamiento: facilitar el acceso de pymes al crédito, mediante la prestación de garantías por aval y el refinanciamiento.
  5. Hipoteca: conceder al cliente un préstamo, dónde existe la garantía de un inmueble en caso de incumplimiento.
  6. Leasing: arrendar un bien (mueble o inmueble) con una opción de compra.

En la actualidad, las entidades financieras europeas y estadounidenses se están viendo obligadas a reestructurarse.

El aumento de los impagos (riesgo de crédito), la reducción del valor de la cartera de negociación (riesgo de mercado), junto a la falta de liquidez (riesgo de liquidez), entre otros, ha obligado a una recapitalización de las entidades financieras.