FACTORING

Es la venta de un derecho de cobro (factura) a una entidad financiera, la cual cobra una comisión o porcentaje (descuento de la factura) por adelantar el pago de la misma. Es un sistema de financiación que permite a las empresas obtener dinero de manera más rápida que esperar al plazo de cobro estipulado en la factura.

Consiste en que la entidad financiera anticipa a la empresa la cantidad a cobrar al cliente. De esta manera la empresa puede disponer de manera anticipada de ese dinero, aunque a cambio la entidad le cobre una comisión.

Entre los servicios que puede ofrecer el factoring son:

  • El llamado factoring sin recurso. En éste la entidad financiera asume el riesgo crediticio de que el cliente no pueda hacer frente al pago de la deuda, incurriendo así en un impago.
  • O bien el llamado factoring con recurso, en el que la entidad no asume el riesgo de impago.
  • La entidad financiera además asume el riesgo de cambio, cuando la factura se realiza en moneda extranjera. El factoring tiene así mismo un coste financiero.