GASTOS DE CONSTITUCIÓN

Son el conjunto de gastos que son inherentes a la hora de crear una empresa. De manera habitual también se les suele llamar gastos de primer establecimiento.

Generalmente son gastos de naturaleza jurídica, como por ejemplo escrituras, inscripción en registros, etc. Dependiendo del tipo de sociedad que se cree, se originan unos u otros. La manera de contabilizar estos gastos es que en la actualidad ya no se consideran activos, como ocurría en el anterior Plan General Contable, ya que no conllevan ningún tipo de inversión futura.