NUCLEAR

Este tipo de energía se obtiene como consecuencia de las diferentes reacciones nucleares.

Normalmente se suelen utilizar materiales como el uranio para ello. La fisión se produce mediante la emisión de neutrones al núcleo, de esta manera se descompone en dos núcleos. Para poder controlar este proceso se utilizan las llamadas barras de control, las cuales capturan los neutrones que se liberan para así poder parar la reacción en cadena que se produce con la fisión.

Con motivo de esta fisión se produce un aumento de la temperatura, calentándose así el agua que se encuentra a su alrededor. A partir de aquí se sigue el mismo proceso que las centrales térmicas. Esta agua a su vez se convierte en vapor y mueve las turbinas para así generar la electricidad.