;

Comprender la percepción de la sostenibilidad: Un análisis comparativo entre jóvenes y adultos

Comparte este post

La sostenibilidad se ha convertido en los últimos años en una de las principales preocupaciones a escala mundial, que lleva por bandera la conservación de los recursos naturales, la reducción de la contaminación y la promoción de prácticas respetuosas con el medio ambiente y con la sociedad en su conjunto por parte de gobiernos, empresas y particulares.

Sin embargo, pese a que se trata de un interés común, existen marcadas diferencias generacionales sobre la percepción de la sostenibilidad entre jóvenes y adultos, una asimetría de pareceres que llega a tener reflejos en los mercados financieros.

Empecemos por el principio: ¿qué es exactamente la sostenibilidad?

Es una corriente de pensamiento, inversión y decisión de consumo que trata de satisfacer las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades. Este concepto engloba factores medioambientales, sociales y económicos, y su importancia se ha hecho cada vez más evidente ante los retos a los que nos enfrentamos a escala mundial, como el cambio climático, el agotamiento de los recursos y la desigualdad social.

Los jóvenes y los adultos tienen percepciones diferentes de la sostenibilidad, que pueden atribuirse a factores como la edad, la educación, los valores y las experiencias vitales. Comprender estas diferencias es crucial para promover prácticas sostenibles y garantizar el éxito de las iniciativas de sostenibilidad.

Percepción de la sostenibilidad entre los jóvenes

Los jóvenes, especialmente los millennials y la Generación Z, suelen considerarse la fuerza impulsora de las prácticas sostenibles. Son más propensos a valorar la responsabilidad medioambiental y social, y a buscar activamente productos y servicios sostenibles. A medida que estas generaciones se bancarizan y comienzan a participar como inversores, los mercados se están tiñendo de verde con un marcado aumento en la oferta y demanda de activos que miran más allá de la mera rentabilidad financiera.

Según una encuesta de Global Shapers Community que puedes observar en el gráfico a continuación, ¡casi el 50% de los jóvenes cree que el cambio climático es el problema más acuciante al que se enfrenta el mundo hoy en día! Y, si nos fijamos en el resto de los problemas, es muy visible como las dimensiones sociales de desigualdad y pobreza alcanzan cotas muy altas de preocupación igualmente.

Entre los factores que influyen en esta percepción tan elevada de la sostenibilidad por parte de los jóvenes se encuentran la educación, la exposición a los medios de comunicación, la influencia de otros jóvenes y los valores personales. Ciertamente, los jóvenes de hoy día han crecido a la misma vez que el concepto de desarrollo sostenible, lo que les ha marcado en su aprendizaje, madurez y conocimiento del mundo que les rodea.

Percepción de la sostenibilidad entre los adultos

Los adultos, por su parte, presentan una mayor heterogeneidad en cuanto a la importancia que le otorgan a esta dimensión: algunos están muy comprometidos con las prácticas sostenibles, mientras que otros lo ven como un problema más, pero existiendo otros que solucionar en primer lugar.

Es necesario comprender el contexto temporal y socioeconómico de cada generación, entendiendo que es razonable que generaciones que han vivido épocas de inestabilidad política y económica, presenten mayor preocupación por la transparencia del sistema y las crisis económicas que por un concepto más novedoso como la sostenibilidad.

Esto no implica que una generación sea más concienciada o tenga más razón que la otra, simplemente que han tenido experiencias diferentes y esto nos lleva a una asimetría intergeneracional. Este fenómeno es particularmente visible en la idea de integrar la sostenibilidad como un factor clave para decidir entre alternativas de inversión. Veamos si esta asimetría se refleja en los mercados.

El impacto de las diferencias de la percepción de la sostenibilidad en el mercado financiero

A continuación, revisaremos de forma gráfica cuáles son las principales diferencias que podemos destacar en el comportamiento diferencial como inversores de los jóvenes.

Comenzamos evaluando el interés que muestran los millenials en destinar sus fondos a empresas sostenibles que alinean sus intereses financieros con otras metas medioambientales y sociales, que puedes comprobar en el siguiente gráfico:

De este gráfico sacamos dos mensajes muy claros:

  • La sostenibilidad es un factor de decisión para muchísimos inversores, con más de un 70% de participantes en los mercados.
  • En la población millenial, este interés es más elevado aún, superando el 90%. También es muy reseñable ver que la proporción entre los diferentes grados de interés cambia notablemente en este grupo, con casi un 40% de inversores que declaran estar muy interesados.

Sin embargo, podemos discutir que, del interés al hecho, hay un trecho.  ¿Realmente los millenials piensan que su inversión tiene un impacto significativo? En otras palabras, ¿se sienten inversores empoderados? Podemos contestar a estas preguntas con nuestro siguiente gráfico, en el que podemos observar qué piensan los grupos de inversores sobre la capacidad real que tienen de influir en la sostenibilidad a través de sus decisiones de inversión:

Como vemos, los inversores han tomado conciencia general sobre su poder para cambiar las cosas, pero en el caso de los millenials esta creencia es aún mayor. Por tanto, ¿qué tenemos? Tenemos una combinación de interés y deseo de cambiar las cosas, que no puede generar otro resultado sino demanda.

En nuestro último gráfico queremos prestar atención a cómo ha aumentado demanda en el mercado de acciones de aquellas empresas que presentan un mejor perfil de sostenibilidad. Ya sabemos que no hay mejor forma de conocer la demanda de un activo que evaluar su éxito en el mercado y ver si ha aumentado de valor.

Para ello, a continuación, compararemos la evolución de tres índices de mercado: el IBEX 35 (España),el Eurostoxx 50 (UE) y el S&P 500 (EEUU) con otros tres índices de mercado de las mismas economías pero que sólo invierten en empresas reconocidas por su sostenibilidad. En concreto, nos referimos a los índices FTSE4Good, toda una referencia en el campo de los índices bursátiles de sostenibilidad.

Tal y como puedes comparar en el gráfico anterior, todas las series del FTSE4Good mejoran a sus pares de mercado, demostrando que los inversores han apostado con mayor fuerza por las empresas más sostenibles y reflejando como progresivamente van generando más demanda y una mayor cotización. ¡El gráfico es totalmente interactivo! Prueba a seleccionar algunas de las series para poder verlas mejor.

Como hemos podido ver hoy, sí que es cierto que existe una ligera asimetría en la prioridad que se le otorga a la sostenibilidad a la hora de comparar inversores de diferentes generaciones. Sin embargo, tal y como hemos podido comprobar en nuestro análisis gráfico, existe una tendencia imparable hacia la sostenibilidad tanto en interés como en resultados reales del mercado. ¿Te animas a explorar qué productos sostenibles pueden interesarte como inversor? ¡Forma parte del cambio verde en las finanzas!

Prof. Julián Óscar Hernández Florindo

Formador Finanzas para Mortales

Doctor en Economía de la Empresa y Finanzas

Disfruta de más contenido 

Actualiza tu navegador

Esta versión de tu navegador no permite visualizar correctamente la página. Para que tengas una buena experiencia y mejor seguridad, por favor descarga cualquiera de los siguientes navegadores: Chrome, Edge, Mozilla Firefox